¿Qué Potencia Eléctrica contratar?

cómo calcular la potencia eléctrica a contratar

Indice de contenidos

¿Qué potencia eléctrica contratar?

Elegir la potencia eléctrica adecuada para tu vivienda puede ser tan decisivo como el diseño interior, porque afecta a la tarifa de la luz y, por tanto, a tu economía y la funcionalidad de tu vivienda, va a determinar no sólo la eficiencia y ahorro de tu hogar sino también el confort y seguridad de tu espacio vital. 

La potencia eléctrica que vas a contratar se mide en kilovatios (kW), y representa la capacidad de consumo simultáneo sin sobrepasar los límites, evitando interrupciones indeseadas como el salto del ICP (Interruptor de Control de Potencia). 

Optar por una potencia que se ajuste a tus hábitos diarios y aparatos que utilizas es la clave para disfrutar de una electricidad sin cortes y al mejor precio, pues la potencia eléctrica contratada afecta directamente a la factura de la luz.

 

¿Qué es la potencia eléctrica normalizada?

La potencia eléctrica normalizada se refiere a los tramos de potencia preestablecidos que las compañías eléctricas ofrecen y que se ajustan a normativas técnicas específicas. 

Estos tramos, que varían según si tu instalación es monofásica (habitual en viviendas, con tramos hasta 10 kW) o trifásica (más común en industrias, con tramos superiores a 10 kW), son cruciales ya que definen el coste fijo en tu factura de luz y la disponibilidad de energía para tus electrodomésticos.

¿Cómo saber la potencia eléctrica que necesito contratar?

Para saber la potencia que necesitas contratar, puedes consultar en tu factura de la luz la potencia máxima demandada en el último año. Este es un dato que debería aparecer en tu factura de la luz, independientemente de la comercializadora con la que tengas contratado tu suministro eléctrico.

Calcular la potencia eléctrica recomendada es un paso que requiere atención. Esta se basa en sumar la potencia de todos los aparatos eléctricos que podrían funcionar al mismo tiempo más un pequeño margen

Un factor importante a tener en cuenta es la diversidad de aparatos de alto consumo que se tienen en casa, tales como calentadores eléctricos, aire acondicionado o vitrocerámica. 

La clave para contratar una potencia eléctrica adecuada sin gastar de más está en realizar un inventario de tus dispositivos y calcular su consumo en kW para determinar la cifra que mejor se acomode a tus necesidades sin pagar de más.

 la eficiencia energética de los electrodomésticos afecta a la factura de la luz

¿Cómo cambiar la potencia eléctrica contratada?

Modular la potencia eléctrica contratada es un proceso más sencillo de lo que se piensa, aunque es esencial tener presente que cualquier modificación implica a tu distribuidora local. 

El primer paso es contactar a tu compañía eléctrica o comercializadora y solicitar el cambio, ya sea para incrementar o disminuir este límite. Ten en cuenta que, para aumentar la potencia, deberás asegurarte de que tu instalación eléctrica, verificada en el CIE (Boletín eléctrico), pueda soportarlo. 

Si detectas que tienes contratada más potencia eléctrica de la que necesitas recomendamos que solicites el cambio a tu comercializadora o compañía eléctrica a  una potencia eléctrica adecuada para tu hogar, no sólo ahorrarás en gasto, también ayudarás al medio ambiente.

¿Cuánto cuesta cambiar la potencia eléctrica de casa?

El coste de cambiar la potencia eléctrica de tu hogar varía en función de si deseas aumentarla o reducirla. 

Al aumentar la potencia los costes suelen incluir una tarifa por los derechos de enganche, un coste variable por los trabajos técnicos necesarios y la posible necesidad de una nueva inspección técnica o actualización del CIE. Al reducir la potencia no se incluyen los costes anteriores y además se pagará menos en el término fijo de la factura. 

Otras publicaciones relacionadas

Tarifas eléctricas

Tarifas para hogares
Tarifas para negocios

Para hogares y pequeños negocios con poco consumo.

Para hogares y pequeños negocios con poco consumo.

Especialmente diseñada para hogares que combinan suministro y autoconsumo.

Pensada para pymes y pequeñas industrias.

Despreocúpate de los horarios. Tranquilidad y sencillez, todo en una misma tarifa.

Empresas o instalaciones de gran consumo conectadas en alta tensión.